lunes, 10 de octubre de 2011

Cuatro=Uno.


El Jardinero, Blue y María de los Milagros contemplaban como el humo ascendía desde el sótano por la abertura en el piso del baño.


-¿Qué fue esa explosión? –preguntó María.

-No, se.

-¿Creen que estará bien?

Pasaron tres minutos que parecieron diez, el humo comenzaba a disiparse. Una lágrima comenzó a descender por la mejilla de María, Blue le pasó un brazo alrededor del cuello y esta lo estrechó en un abrazo.

-Alguien debería bajar a ver –dijo el Jardinero.

Un puño se abrió paso entre el humo, una voz entrecortada dijo:

-Súbanme…

El Jardinero sujetó la mano de Coyote y comenzó a jalar para subirlo.

-¿Estás bien? –dijo María mientras se secaba las lagrimas del rostro.

-He estado mejor, sáquenme de acá.

-¿Qué carajo pasó ahí abajo? –dijo Blue.

-Tiraron una granada, tuve que tirarla por el inodoro, así que en un rato va a empezar a brotar mierda por todos lados. Mejor nos vamos.

El curioso cuarteto salió del baño del bar con el Jardinero a la cabeza, seguido por María y Blue llevando a Coyote apoyado en sus hombros.

El Jardinero del Kaos se detuvo en su mesa y vació la taza de café de un trago ante la mirada atónita del mozo.

-¿Cuánto es? –preguntó.

-Dieciocho pesos señor.

-Tome veinte guarde el cambio –dijo Blue llevándose las medialunas que habían quedado en la mesa.

El curioso grupo abandonó el bar.

-Bueno, supongo que acá nos separamos –dijo el Jardinero.

-Si, bueno, acá el colega tiene que ir a ver a su chica –dijo Coyote –nosotros podemos ir a comer algo si les parece.

-Yo voy con ustedes –dijo Blue.

-¿Qué? Estuviste jodiendo con la mina esa, nos metiste en todo este despelote y ahora no vas a ir!!!

-La verdad que me di cuenta que no vale la pena.

-No, no, no señor, ahora vas a ir a encontrarte con ella –dijo el Jardinero.

-No voy.

-¡Que si! Aunque yo te tenga que arrastrar hasta allá.

- ¿Me acompañarían? –dijo Blue con mirada de cachorro de labrador.

-Ya llegamos hasta acá… ¿Dónde se van a encontrar?

-En la fuente de la doncella.

El grupo caminó hasta el parque Rivadavia, ya era de noche, seguiría siendo domingo al menos por tres horas mas y Blue al fin se enfrentaría a la doncella que le había robado el corazón hacía ya casi cuatro años.

La escasa iluminación del parque mostraba apenas una silueta sentada a los pies de la fuente de la doncella. Vestía de negro y llevaba un sombrero de ala ancha.

-Ahí está –señaló Coyote.

-Tiene un gusto muy peculiar para vestirse –dijo María.

-Siempre lo ha tenido –dijo Blue.

-Bueno, creo que es acá donde nos separamos –dijo el Jardinero.

-¿No me van a acompañar? –suplicó Blue.

-No, te corresponde a vos cerrar este círculo en tu vida. ¿No se te olvida algo?

-¿Qué?

-Te traje la corbata que me pediste –dijo el Jardinero arrojándole la corbata a Blur.

-¿Roja?, ¿Me trajiste una corbata roja?

-Es la única que tenia en casa.

Blue se paso la corbata alrededor del cuello de la camisa blanca y ajustó el nudo.

-¿Me acompañan unos metros mas? Por favor, por favor, por favor…

Los cuatro comenzaron a caminar hacía la doncella y es aquí donde el narrador omnisciente se convierte en un protagonista mas de este “folletín”.

-¡Blue, te había estado esperando! –digo.

-¿Tu? –me dice Blue mientras su cara se transforma en una muestra gratis de desesperación.

-¿Tu ex novia era un mono? –dice María.

-No, este es mi fiel adlátere. –dice el Jardinero con un tono amargo muy típico de su personalidad ciclotímica.

-Permítanme introducirme para los nuevos y refrescarle la memoria a los viejos amigos. Mono con teclado me han bautizado, fiel e inseparable asistente del Jardinero del Kaos hasta que este me corrió, desde entonces me gano la vida escribiendo algunas tramas poco verosímiles y de una enorme simplicidad psicológica llamado: “Sus vidas”.

-¿Qué?

-No es casual que ustedes cuatro se encontraran hoy.

-Se supone que yo iba a encontrarme con mi ex aquí y ahora ¿Qué le hiciste? –me increpa Blue.

-Las mentes despiertas se habrán dado cuenta ya que no existió nunca tu ex.

-¿Eh? Pero si me llamo de su teléfono…

-O eso quise que pensaras, nunca corroboraste el número, además si alguien se va a vivir al exterior por cuatro años no crees que antes de irse da de baja el número de teléfono. Solo tomé un numero similar, use las palabras adecuadas para engatusarte y parece que funcionó.

-¿Por qué?

-¿No han aprendido nada?

-¿aprender?

-Así es, Blue buscabas recuperar el corazón que la doncella te había robado, bueno ese corazón nunca se ha ido de esa caja torácica que tienes. Jardinero, lograste vencer el temor y saliste a la calle, tomaste el toro por las astas y salvaste a tus amigos. Coyote, después de vagar por un par de años en la “redundancia” regresaste a casa…

-Si alguien esto le suena como una versión barata del mago de Oz que levante la mano. –dijo el Jardinero.

-Siempre con ese sentido del humor, pero en verdad hay una razón para que estén juntos aquí y ahora y…

-Momento –me interrumpe María –entonces si Blue recuperó el corazón como el hombre de hojalata, el Jardinero su valor como el león y Calamity volvió a casa como Dorothy…yo me gane un cerebro como el espantapájaros???

-Brillante deducción señorita, le aseguro que hace un día atrás no habría podido realizarla.

-Aun no entiendo –dijo Blue.

-He jalado los hilos de sus historias para reunirlos aquí y si lo que han vivido hoy les pareció una aventura ni se imaginan lo que les espera. Hace más de un año un amigo se perdió, me he pasado el último año investigando su paradero y todos los factores que llevaron a su desaparición apuntan a un solo lugar: “La redundancia cíclica”.

-Un minuto, no voy a volver ahí –dice Coyote.

-Hoy han demostrado que no me equivoqué al reunirlos, mis amigos tienen que encontrar al Galán de Barrio y traerlo sano y salvo.

-¿El Galán de Barrio?

-Así es –les digo al tiempo que me quito el sombrero y dejo caer un conejo de adentro de el –sigan al conejo blanco.

El conejo comienza a brincar hacia el enorme ombú que hay a unos metros nuestro, ellos me miran, miran al conejo y terminan mirándose entre ellos, no les hacen falta palabras para saber que es lo correcto. Coyote sigue los pasos del conejo blanco hasta el árbol. El conejo desparece en un agujero en la base del árbol, Coyote se lanza tras el:

-¿Qué esperan chicos? –grita el vaquero asomando la cabeza desde dentro del árbol, tras una carrera corta Blue, el Jardinero y María lo alcanzan despareciendo dentro del ombú y yo, bueno y yo me pongo mi sombrero de ala ancha y saco mi notebook de mi maletín y pongo el punto final a esta historia, después de todo no soy mas que un mono con teclado.



FIN.



6 comentarios:

Galán de Barrio dijo...

tremendo!

lo encontrarán????

yo también lo ando buscando...

no se lo vio más desde la GRAN BATALLA contra su doble malvado y el uso del desmitificador...

(ojo, que el otro doble malvado escapó y sigue vivo...)

Berserkwolf dijo...

jajajajajajajajajajajajajajaja
genial, tanta jeje nostalgia

zeitgeistupid dijo...

Debo decir que este capítulo es una MONADA :D

Caro Pé dijo...

Yo opino que me encantó que el narrador ese, que está en todos lados y que sabe todo, se meta en la historia.
Good!

Necio Hutopo dijo...

Herm... mmm... Ya nos pusimos metabiográficos?

Galán de Barrio dijo...

sigue en: Galán de Barrio: Albores de un Regreso

Robar es delito penado por la ley...

Primera Temporada




















Reborn
1-2-3
Valores de Familia (Dibujos N. Hutopo)
1-2-3
Contacto en Roma
4-6.
El Señor Bubbles
5-7-8-9.
El Bravo y el Audaz
10-11.
Justicia (por C. Scherpa)
12.
Domo Arigato Mr. Roboto
13-14-15.
Seducción del Inocente
16-17-18.
Apocaliptica I al X
19-20-21-22-23-
24-25-26-27-28.
The Arrival of the Techbical Gods
29-36-48.
Extrañas Parejas
30-31-32.
Legión del Siglo XXVI
33-34-35.
Alguien debe Morir
37-38-39.
Universos Paralelos
40.
Injusticia Ilimitada
43-44-45-46-47-49.
Deus Ex-Machina
50-51-52-53-54-
56-57-58-59-60.

Origins.

Secret files & Origins
Nº 41-42-55.
1 - 2 - 3



Otras Publicaciones...




American Man
1-2
Kabalah
1-2
American Man/Kabalah
1-2-3
Jewish Justice
1-2



Anteriormente en Legión.



Volumen I
1-2-3-4-5
Preludios
1-2-3-4-5-6
Volumen II
1-2-3-4-5-6-7
Personajes
I-II