sábado, 22 de noviembre de 2008

Legion del Kaos. Vol I. Numero 4.


Podemos ser héroes.

Llegamos al hotel Duvitnova, por lo que había visto mi prima no había parpadeado ni un instante desde que salimos de Chernobyl, todo era nuevo para la muchacha. Ni hablar de cuando entramos a Levi’s a comprar algo de ropa. Le costó decidirse por algo tanto como a cualquier muchacha de su edad, la cara de la vendedora era de desesperación, ya eran las ocho de noche y obviamente quería cerrar el local.
La habitación del hotel era muy básica: dos camas simples, dos mesitas de luz y un baño. Después de tomar una ducha y arrojar la ropa contaminada al incinerador (si. El Duvitnova tenia incinerador) intentamos dormir. Mañana partiríamos con rumbo a New York.
El día llegó como todos en Kiev. Con nubes negras y amenazantes como las fauces de un lobo. En esta parte del mundo nunca se sabia cuando demonios iba a llover, de veras que echaba de menos a mi impermeable, al menos aquí tendría un motivo para llevarlo puesto sin pasar por ridículo.
Cuando me levanté Emina estaba mirando por la ventana. Llevaba puesta una musculosa blanca ajustada y unos jeans de calce perfecto. Me hubiera gustado do recordarle las palabras de ayer acerca de que era vergonzosa.
-Duermes como un oso –me dijo sonriendo.
-Aja ¿Has desayunado?
-No. Pensé que ya nos íbamos.
-Créeme. No te gustará la comida del avión, preciosa.
Bajamos al lobby del hotel y pedí dos desayunos abundantes.
El vuelo supuestamente salía en cuatro horas. Tiempo nos sobraba.
-¿Estás bien? ¿Te gusta el desayuno?
-Si, gracias Walt.
-No tienes por qué. Darte un desayuno decente es lo menos que puedo hacer.
-No. Gracias por todo
No entendí a que se refería, mi ucraniano no era tan bueno.
-No entiendo –dije ruborizado.
-Por sacarme de ese basurero nuclear, por ser parte de mi familia, por buscarme. Muchas veces soñé en que algún día alguien vendría a liberarme de esa prisión, pero nunca pensé que seria un miembro de mi familia. ¡Me has hecho tan feliz!
-Es lo menos que puedo hacer -contesté y bajé mi mirada, me sonrojé y no pude apartar la vista de mi plato por el resto del desayuno. Si ella descubría que todo esto no era a cerca de valores familiares y ese tipo de cursilerías, me daría sin dudas un puñetazo en la cara con su fuerza de cien hombres y la verdad es que por el momento no quería probar sus puños de acero.
-¡De verdad, nunca podré pagarte esto primo!
Seguí envuelto en mi incomodidad ¿el fin justifica los medios? Para cumplir un pacto de caballeros hecho por mí abuelo hace mas de sesenta años crucé el océano y busque a la única persona con mi sangre que había heredado los genes que le permitían hacer cosas asombrosas. La triste realidad era que ni bien pusiera un pie en New York debía entregarla a la compañía y así yo podría continuar con mi vida de abogado en L.A. Cuan equivocado estaba.
-¡Hey! Perderemos el avión. Nunca he volado en avión.
-Yo nunca he volado naturalmente como tu.
-Ja, ja, ja… tal vez algún día te lleve a dar un paseo por los aires no debes pesar mas que un espantapájaros.
Me sacó una sonrisa y pude volver a mirarla. De todas maneras no podía hacerle lo que le iba a hacer.
Volvimos a la habitación para recoger nuestras pertenencias.
-Esa maleta es tuya –le dije señalando una valija negra que estaba contra el armario.
-¡Gracias! Pero no tengo que meterle dentro.
-No te preocupes ya está llena.
Se lanzó sobre la maleta como un niño al ver los regalos de navidad. Y la abrió sin más.
-Le puse algunas cosas que pensé le gustarían a una chica de tu edad –sonreí.
-¡Eres asombroso! ¿Que es esto?
-Es un reproductor de Mp3, tiene algo de música adentro: Justin Timberlake, Robbie Williams, Black eyed peas. Lo que escuchan…
-…las chicas de mi edad –imitando mi tono.
-Ja, si y además un curso de ingles, escúchalo en el vuelo mientras duermes.
-¿Y esto? “New X-Men”, “Wonder Woman”, “J.L.A.”…
-Cómics. Es lo único que conseguí en tu idioma, es para que te vayas haciendo una idea de cómo será tu vida.
-¡Voy a ser un superhéroe!
-Algo así…
-¿Y van a hacer revistas con mis aventuras?
-Lo dudo –sonreí. A veces parecía una niña de diez años.
-¿Y tendré que usar esos trajes apretados? Me da mucha vergüenza.
-No se, la compañía decidirá.
Emina se puso a ojear las revistas un rato mientras yo terminaba de armar mi equipaje.
-¿Y a cual de los dos voy a pertenecer a los X-Men o a la J.L.A.? ¡Ese Kyle Rayner es muy atractivo!
-Ja, Ja, Ja… a Ninguno, no existen, son solo historias de ficción para entretener a la gente. Son personajes imaginarios.
-¿Y para que harían algo que no existe? –su inocencia no dejaba de asombrarme.
-La gente necesita cosas en que ocupar su mente para escapar a la cruda realidad de sus vidas. A algunos se les da por los cómics, otros hacen deportes y el resto, la gran mayoría opta por no pensar.
-¿Y tu?
-Hasta hace cuatro meses era parte de Kupperberg, Spelling, Tanton y asociados, una importante firma de abogados de Los Angeles, pero supongo que ya no lo soy más. Mis socios (mejor dicho los socios de mi madre) ya me habrán dado por muerto y habrán liquidado mis acciones. Así que de seguro estaré desempleado, pero al menos te he encontrado a ti.
Nos miramos un instante con melancolía, lamentablemente tuve que interrumpirlo de manera abrupta ya que tuve que salir corriendo al baño a vomitar. Y vaya manera de hacerlo.
-¿Estas bien primo?
-Creo que no. Debió de ser ese desayuno.
-Estas pálido ¿Te sientes bien?
-No como uno quisiera, pero… (Es un dicho típicamente ucraniano, mi abuelo lo decía siempre)
-¿Necesitas algo?
-Una vida nueva, creo que se hace tarde, podemos ir saliendo para el aeropuerto, en el avión sobran las bolsas para vomitar.
De camino al aeropuerto las nauseas continuaron. A esto se sumó una distorsión de mi campo visual y un aturdimiento que iba y venia.
-La comida, el cambio de clima, el cambio de horario…
-¿Qué primo?
-Nada. Pensaba en voz alta… ¿Qué tal “New X-Men”?
-No pienso vestirme como la señorita Frost, si a eso te refieres…
-Ja, Ja, Ja…
-¿Qué? No pienso andar mostrando mí…
-¿Trasero?
-Si. Ni nada parecido.


Continúa…

4 comentarios:

Extranjera dijo...

Dios! de dónde sacas estas historias? Tu creatividad es asombrosa.
Saludos

Necio Hutopo dijo...

mmm...

Si digo "envenenamiento por radición" estoy haciendo spoiler?

Duquesa de Katmandu dijo...

Elijo pantalón elastizado (mitad de cuero, con tachas y mitad de amianto).

Coincido con Extranjera, me gusta mucho esta historia. Veremos cómo sigue...

Beso,

El Jardinero del Kaos dijo...

extranjera: gracias miles!!!


mmmmmmmm. hutopo si digo que el proximo capitulo se llama: "Una muerte en la familia"? le suena a algo remoto?

Duquesa: esos pantalones que usaban bandas como Poison, Mötley Crüe y Whitesnake en los '80?
sige triste como hasta ahora!!!
besos

Robar es delito penado por la ley...

Primera Temporada




















Reborn
1-2-3
Valores de Familia (Dibujos N. Hutopo)
1-2-3
Contacto en Roma
4-6.
El Señor Bubbles
5-7-8-9.
El Bravo y el Audaz
10-11.
Justicia (por C. Scherpa)
12.
Domo Arigato Mr. Roboto
13-14-15.
Seducción del Inocente
16-17-18.
Apocaliptica I al X
19-20-21-22-23-
24-25-26-27-28.
The Arrival of the Techbical Gods
29-36-48.
Extrañas Parejas
30-31-32.
Legión del Siglo XXVI
33-34-35.
Alguien debe Morir
37-38-39.
Universos Paralelos
40.
Injusticia Ilimitada
43-44-45-46-47-49.
Deus Ex-Machina
50-51-52-53-54-
56-57-58-59-60.

Origins.

Secret files & Origins
Nº 41-42-55.
1 - 2 - 3



Otras Publicaciones...




American Man
1-2
Kabalah
1-2
American Man/Kabalah
1-2-3
Jewish Justice
1-2



Anteriormente en Legión.



Volumen I
1-2-3-4-5
Preludios
1-2-3-4-5-6
Volumen II
1-2-3-4-5-6-7
Personajes
I-II