lunes, 5 de diciembre de 2011

Ajedrez.


Hay dos hombres sentados a una mesa, ellos de espaldas a una pared. El que parece mas viejo viste un traje gris y curiosamente un sombrero (algo extraño de ser visto a comienzo de los ’80), una breve barba blanca le adorna el rostro, en su mano derecha sujeta un vaso de whisky. Su colega sentado a su siniestra lleva sobre si un traje de color negro, encima de sus labios un bigote negro nace un bigote que se desliza hacia ambos extremos de la boca y repta hacia el mentón donde vuelve a encontrarse. Ha decidido prescindir del sombrero al entrar en este antro. Sobre la mesa un tablero de ajedrez. Ambos juegan un juego que llevan jugando hace miles años, cientos de miles tal vez. Pero hoy no se han reunido para mover piezas de ébano y marfil sobre un tablero. Se han encontrado para hablar y es que cuando las piezas del tablero parecen no obedecer a las voluntades de los jugadores es cuando ellos más temen.


-Como te lo digo siempre, nunca me pareció buena idea ese concepto tuyo del “libre albedrío” –dice el sujeto de negro.

-Eso nunca fue un impedimento para que con tu lengua ponzoñosa pudieras manipularlos a tu antojo.

-Es más fácil culparme a mí. Si a un alemán demente se le da por exterminar a una raza completa es porque el diablo ha metido la cola… ¿Me ves cola alguna acaso? Esos hombres que has creado me han superado en maldad hace mucho.

-No los culpes, son débiles.

-Que me dices de eso de que pueden hacer todo la maldad que ellos quieran y arrepentirse a último momento en sus lechos de muerte para ser salvados. Gracias a esa ley que te permite arrebatarme a las almas pecadoras de las manos justo antes de que pasen al otro plano es que el negocio ha ido en picada. Ni hablar del mercado negro de almas instituido por demonios de menor jerarquía, pero con mayor respaldo económico que el mio.

-Mi estimado Luzbel, sabes de sobra que aun te guardo tu puesto en mi empresa, eres como un hijo para mí.

-Ahí está el problema, tú ya tienes hijo y al parecer la empresa está bien en sus manos.

-Entre nosotros y off the record, es un vago, se la pasa haciendo nada. Se ha quedado estancado eternamente en los treinta y tres años y no madura mas y su madre, ni te imaginas como lo consiente, con esa historia de que lo clavaron a una cruz y lo torturaron y mataron…las mujeres pueden llegar a ser un dolor en los testículos. Muchas responsabilidades, por momentos me siento desbordado.

-¿Sabes que me relaja? –dijo el hombre de los bigotes negros.

-Ya te dije que no voy a fumar esa hierba que inventaste.

-Es medicinal, no tengo la culpa que esos hippies la hayan utilizado con fines “recreativos” y no me refería a eso, ni tampoco a la Erythroxylum coca sintetizada. Mira, esa chica de allá lleva observándote desde que llegamos.

-¿Quién? –dijo el de barba gris.

-La de pelo negro, cadera generosa, ojos mediterráneos y pechos turgentes.

-No, no me está mirando.

-Si, te digo que si. Está muerta por vos, te lo garantizo. Yo se mas por viejo que por diablo y a las minas como estas las tengo bien caladas.

-¿Qué estás sugiriendo?

-¡Qué es momento de tirar el pelado a la zanja!

-¿Qué?

-Es tiempo de ¡Macerar con el mortero!

-No veo en que podría ayudarme cocinar en momentos de angustia como estos.

-Bien, lo voy a decir de una manera fina para que lo entiendas. Es momento de tomar la temperatura con el termómetro de carne.

-¿Qué estás diciendo? ¿Fornicar? ¿Estás loco? El extremo calor de tus aposentos te ha cocinado el cerebro.

-Mi viejo, no hay nada como “matar al oso a puñaladas” para liberar tensiones. ¿Cuánto hace que no…?

-No voy a hablar contigo de esos temas…

-Vamos, ¿cuanto hace que no le das de comer al chivo?

-Basta, voy a dar esta reunión por concluida.

-Está bien, está bien. Cambiemos de tema… ¿ya pensaste quien se va a quedar con Nixon?

-Casi dos mil años.

-¿Eh?

-Que hace casi dos mil años que no “alimento a la nutria”. La ultima fue María y mirá lo que pasó: Un pibe (que se lo pude encajar a José) y con todo esto los problemas legales que trae crear una nueva religión, con nuevas reglas, libros, cargos, etc., etc., etc.…

-Ahora existe algo llamado condón que hace dos mil años no existía, hoy en día se puede “sacudir la bataraza” sin necesidad de compromiso.

-¿De verdad? ¿Y donde consigo uno de esos “Condores”?

-Condones.

-Si, esos!!!

-Yo siempre llevo unos en la billetera, es mas es lo único que llevo, para que otra cosa necesitaría Lucifer una billetera.

-¿Y como la encaro? Me da vergüenza.

-Dejalo en mis manos papá, para eso están los amigos.

El hombre del bigote negro se acercó a la dama exuberante dama e intercambió unas palabras.

-Escuchame piba, la cosa es así: mi amigo allá sentado es medio quedado, viste. El ni sabe que estamos en un puterío, se piensa que esto es un bar. Lo que yo quiero es que le pegues una lustrada de sable, pero que no le digas nada, entendés. Vendele que esto es amor que el jovato se la cree.

-Son trescientos pesos. Y con globito, eh.

-Si no te hagas drama, el forro se lo doy yo, no te preocupes por eso. –dijo Lucifer sacando un condón de su billetera y trescientos pesos para pagarle a la mujer.

Volvía a su asiento, cuando recordó algo.

-Piba, me prestas un cachito tu prendedor –le dijo a la mujer mientras le quitaba de la blusa una flor que llevaba sujeta con un alfiler. Cuando estuvo seguro que no lo observaban atravesó tres veces el condón con el alfiler.

Devolvió el broche a la mujer y regresó a la mesa que compartía con su amigo.

-La piba está con vos viejo, andá nomás –le dijo entregándole en preservativo.

El hombre de traje gris se acercó a la mujer, esta lo tomó de la mano y se alejaron juntos hacia una puerta con una lucecita roja encima.

El hombre de bigotes negros se quedó sentado en su mesa saboreando su negroni, una muchacha se sentó en el lugar que hasta hace poco había ocupado el hombre de traje gris. Cruzaron miradas y ambos se dirigieron hacia la puerta de la luz roja. La billetera del hombre de bigotes negros quedó tirada bajo la mesa. Las piezas del tablero se movieron otra vez, una nueva jugada después de casi quinientos años, ahora le tocaba mover a las blancas.

"CARMELO FALLA EL ORIGEN"
Parte 1.
Guión: A. G. Golan.
 
Nota: Arriba puse una encuesta, voten por favor, así se para donde ir.

3 comentarios:

oenlao dijo...

Ya vote por la legion

Galán de Barrio dijo...

MUY BUENO!

Necio Hutopo dijo...

Ya vote... No sé si me gusta lo que he votado, pero ya he votado...

Robar es delito penado por la ley...

Primera Temporada




















Reborn
1-2-3
Valores de Familia (Dibujos N. Hutopo)
1-2-3
Contacto en Roma
4-6.
El Señor Bubbles
5-7-8-9.
El Bravo y el Audaz
10-11.
Justicia (por C. Scherpa)
12.
Domo Arigato Mr. Roboto
13-14-15.
Seducción del Inocente
16-17-18.
Apocaliptica I al X
19-20-21-22-23-
24-25-26-27-28.
The Arrival of the Techbical Gods
29-36-48.
Extrañas Parejas
30-31-32.
Legión del Siglo XXVI
33-34-35.
Alguien debe Morir
37-38-39.
Universos Paralelos
40.
Injusticia Ilimitada
43-44-45-46-47-49.
Deus Ex-Machina
50-51-52-53-54-
56-57-58-59-60.

Origins.

Secret files & Origins
Nº 41-42-55.
1 - 2 - 3



Otras Publicaciones...




American Man
1-2
Kabalah
1-2
American Man/Kabalah
1-2-3
Jewish Justice
1-2



Anteriormente en Legión.



Volumen I
1-2-3-4-5
Preludios
1-2-3-4-5-6
Volumen II
1-2-3-4-5-6-7
Personajes
I-II