martes, 4 de octubre de 2011

Escape.


El Jardinero del Kaos llegó al lugar indicado por Blue. Un café, bar o tal vez un restaurante de precios módicos. Se llevó la mano al bolsillo interno de su impermeable negro y apretó su talismán, tomó aire y dio el paso final para cruzar la puerta. Miró en todas las direcciones buscando una mesa libre, una mesa alejada de la gente y cerca del baño. Tomó asiento ahí, justo debajo de la reproducción barata de “la persistencia de la memoria” de Dalí.


-Buenas tardes ¿que se va a servir el señor? –preguntó el mozo.

-Hola, un café doble y dos medialunas de manteca.

-Muy bien.

-Disculpe, ¿el baño?

-Al fondo a la derecha.

-Gracias.

El Jardinero se puso de pie y se encaminó al toilette y recordó aquel proyecto fallido llamado “El catador de baños”. Una recorrida por los baños de la ciudad con sus descripciones, comodidades y ubicaciones. –Tengo que volver a escribir sobre eso –pensó.

El cartelito en la puerta con la silueta de un tipo de traje y con sombrero indicaba que esa era la puerta correcta, un potente olor a lavandina, naftalina y lavanda tomó su nariz por asalto. –Esto le restaría puntos a la calificación de este baño –observó el Jardinero.

-Tres mingitorios, tres inodoros, dos piletas…un poco higiénico jabón en pastilla. Un poco ecológico papel para secarse las manos, un secador de manos desenchufado y obsoleto y nada de material de lectura, por suerte traigo siempre conmigo algo para leer. Y allá lo que he venido a buscar.

El Jardinero se acercó a una rejilla de ventilación cercana a los urinales.

-Chist…hey, ¿están ahí?

-Llegó la caballería –dijo Blue desde el sótano lindero.

-¿Cómo se supone que nos va a sacar? –preguntó Coyote.

-Encontrará la manera…es el mas inteligente de la brigada.

-¿Ese es un comentario sarcástico o de verdad pensás que soy el mas inteligente?

-Cuando nos saques de acá te digo.

-Necesito un destornillador para sacar esta rejilla –dijo el Jardinero.

-¿No tenés un destornillador?

-No, ¿Quién anda con un destornillador encima?

-No se, un electricista…

-Bueno, llamá a algún electricista para que te saque, pelotudo. Ya vengo…

El Jardinero regreso al salón de la confitería y se sentó en la mesa que había escogido, lo esperaba una taza de café, un platito con dos medialunas de manteca y el vasito con agua.

Sorbió el café caliente y con la mano derecha hizo un ademán para llamar al mozo.

-Disculpe, podría traerme un cuchillo –dijo el Jardinero.

-¿Un cuchillo?

-Eh…si… y un tenedor.

-…

-¿Es que nunca vio a nadie comer medialunas con cuchillo y tenedor?

-Ya se lo traigo.

Mientras en el sótano…

-Che, su amigo se fue. –dijo María de los Milagros.

-Si, tendría que haber llamado a Tito. –dijo Blue.

-¿Tito?

-Si, don Tito, el electricista de la esquina de casa, el siempre tiene un destornillador encima.

-Que Boludo…

Un tornillo cayó desde el techo, luego la tapa rejilla se movió un poco, fue retirada por el Jardinero quien asomó su rostro por la abertura que había quedado…

-Chicos…

-Bien, ahora tirá una soga para que subamos –dijo Blue.

-¿Una soga? ¿Qué te hace pensar que llevo una soga conmigo?

-¡No traes destornillador, no traes soga, la próxima vez llamo a don Tito! No se, tirá algo…

-Si, ya me suelto el pelo como Rapunzel así suben…no, mejor aun te tiro un rollo de papel higiénico y te hacés una soga…

-Se pueden callar idiotas…María, anda a bajar esas banderas –ordenó Coyote

María de los Milagros se acercó a dos largas banderas rojas con una esvástica que había colgadas de una de las paredes y de un tirón las arrancó.

-No hay tiempo para souvenirs –dijo Blue.

-Son para hacer una cuerda y subir.

-¿Sabés que me parece raro de todo esto? –comenzó Blue.

-¿Qué?

-Está todo muy tranquilo, no se…falta algo y no se que es…

De repente la pesada puerta de metal a espaldas de los tres retumbó con un sonido ensordecedor. PUUUM!!!

El silencio se apoderó de la habitación, los tres cruzaron sus miradas.

PUUUM!!!

-La próxima vez guardate tus comentarios Blue. Rápido, aten las dos banderas y tírenlas para arriba, no quiero ser desollado por una horda de nazis sudamericanos subdesarrollados.

PUUUM!!!, esta vez las bisagras comenzaron a desprenderse.

Coyote lanzó la improvisada soga hacia la abertura en el techo, el Jardinero la aseguró atándola al caño del inodoro.

-María, vos primero, después Blue, yo cubro la retaguardia…y Blue… ojo con mirarle el culo a María cuando suba.

-¿Me crees capaz de eso?

-Conozco tus debilidades…

La puerta retumbó otra vez y las bisagras se desprendieron un poco mas, el humo empezó a colarse desde el otro lado de la puerta.

-¿Como se sube? –preguntó María.

-¿Viste Batman alguna vez? Te agarrás de la soga y caminas por la pared, no es muy difícil, si Adam West podía hacerlo todas las semanas no debe ser muy difi…PUUUMMM!!! –retumbó la puerta de nuevo. Pedazos de pared se desprendieron alrededor de las bisagras.

María de los Milagros había llegado lo suficientemente alto como para que el Jardinero la tomara de la mano y la jalara hacia arriba.

Blue saltó agarrando la improvisada cuerda y comenzó a trepar, un fuerte golpe en la puerta lo hizo resbalar. La bisagra de la parte superior se había desprendido dejando una abertura bastante importante.

-¡Apurate! –gritó Coyote a Blue, que ya había logrado llegar a la mitad del trayecto.

De repente comenzó a sonar “La cabalgata de las valquirias” a la vez que la puerta comenzaba a ceder aun más.

-¡¿Estos hijos de puta están musicalizando la persecución?!

-No, es mi teléfono –dijo Blue mientras se llevaba una mano al bolsillo tratando de agarrar el móvil.

-Atendé después!!! –le gritó Coyote desde abajo.

-¡No, es ella!

-¿No te parece que esa mina te metió en demasiados problemas? ¡Subí! –ordenó Coyote mientras comenzaba a escalar por la soga hecha de banderas.

Una bomba molotov se coló por la abertura de la puerta comenzando un pequeño incendio en la habitación. Blue logró alcanzar la mano del Jardinero quien lo ayudó a subir. La puerta resonó dos veces más y una mano logro meter una granada por la hendidura. Coyote se abrazó a la bandera y gritó:

-¡Tiren de la soga! ¡Súbanme!

Desde el baño Blue, el Jardinero y María de los Milagros tiraban de la improvisada soga hecha a base de banderas para subir al señor Coyote…

Una explosión hizo temblar el piso del baño y un polvillo grisáceo comenzó a subir por la abertura de salida.

El Jardinero, Blue y María se asomaron por el agujero. Sus ojos no pudieron creer lo que veían.

Continúa…

Ahora si, en la próxima entrega concluye…

4 comentarios:

Berserkwolf dijo...

diablos...
suspenso, jaja en jaja fin jaja, no es mi momento de mejores comentarios, ta jaja buena la continuacion jeje

Necio Hutopo dijo...

Anda... El suspenso del final...

Envidia cochina dijo...

Volvió la epoca de los diálogos graciosos!

Muy buena la descripción del baño (por suerte había jabón, aun cuando sea poco higiénico)...

Muy bueno!


Saludos!!!!!

Caro Pé dijo...

Vamos quiero saber el final! Jardineroooo!!

pd:"Estos hijos de puta están musicalizando la persecución?" jajjaajjajaj

Robar es delito penado por la ley...

Primera Temporada




















Reborn
1-2-3
Valores de Familia (Dibujos N. Hutopo)
1-2-3
Contacto en Roma
4-6.
El Señor Bubbles
5-7-8-9.
El Bravo y el Audaz
10-11.
Justicia (por C. Scherpa)
12.
Domo Arigato Mr. Roboto
13-14-15.
Seducción del Inocente
16-17-18.
Apocaliptica I al X
19-20-21-22-23-
24-25-26-27-28.
The Arrival of the Techbical Gods
29-36-48.
Extrañas Parejas
30-31-32.
Legión del Siglo XXVI
33-34-35.
Alguien debe Morir
37-38-39.
Universos Paralelos
40.
Injusticia Ilimitada
43-44-45-46-47-49.
Deus Ex-Machina
50-51-52-53-54-
56-57-58-59-60.

Origins.

Secret files & Origins
Nº 41-42-55.
1 - 2 - 3



Otras Publicaciones...




American Man
1-2
Kabalah
1-2
American Man/Kabalah
1-2-3
Jewish Justice
1-2



Anteriormente en Legión.



Volumen I
1-2-3-4-5
Preludios
1-2-3-4-5-6
Volumen II
1-2-3-4-5-6-7
Personajes
I-II