jueves, 18 de diciembre de 2008

Legion del Kaos. Preludio. Conclusión.


La cofradía del Kaos. 60 años después…

Ahora 12/07/2006. Dos días después de los atentados…

En un vuelo de Aerolíneas Argentinas de Ezeiza a Nueva York…

-Samuel. Todavía no entiendo que carajo hacemos viajando a Nueva York, mientras en Buenos Aires hay un quilombo de la puta madre…
-La boca Simón. Esto no tiene nada que ver con Buenos Aires, Tokio, Paris o cualquiera de las ciudades que fueron atacadas. Lo que está pasando va más allá. Es algo a nivel mundial y la unión hace la fuerza.
-Siempre hemos trabajado solos, ¿Por qué unirse a la cofradía esa?
-Di mi palabra.
-Está bien, pero pensá que en este momento algún buen paisano, está siendo atacado en Once y yo no estoy ahí para ayudarlo.
-La gente va a tener que aprender a cuidarse sola, como en la segunda guerra.
Simón tomó su libro de Carl Jung y dio por finalizada la conversación, Samuel apoyó la cabeza en el respaldo y se hundió en las pesadillas que lo acosaban desde los días de la guerra.

En un vuelo de American Airlines de Los Ángeles a New York…

-“…She´s goin’ to break your heart in two…”
-“…what a fool…” –continuó la aeromoza. -¿Velvet Underground?
El se sacó los auriculares y miró a la azafata que acababa de interrumpir su deguste musical.
-Si, Velvet Underground & Nico ¿Te gusta?
-Si, pero voy atener que pedirle que apague su reproductor de mp3.
-Está bien ¿puedo pedirle un Whisky?
-Si encanto. ¿Eres un artista o algo así?
-Nah, Walter Kupperberg. Abogado.
-¡Debes ser muy muy importante para viajar en primera!
-No. Digamos que un buen samaritano pagó el ticket.
-Hey ¿Qué llevas en esa cajita?
-Ah, son las cenizas de mi abuelo –sonrió.
-¿Dijo un whisky?
-Y un vodka por favor, me había olvidado de mi abuelo –volvió a sonreír.

En algún lugar del espacio aéreo norteamericano…

Otra vez el viento en la cara y esa indescriptible sensación que le provoca volar por sus propios medios…el vértigo de los ascensos, el pavor de las caídas en picada. El traje le apretaba justo ahí abajo. Lo primero que haría sería encargar un traje nuevo y a medida, y de algodón (eso sin lugar a dudas).
El firmamento había recuperado a su máximo héroe, el traje azul con las tres estrellas blancas en el pecho, la capa con barras blancas y rojas y los calzoncillos haciendo juego.
American Man entró por una de las ventanas del edificio Ostrander de New York, como una bala razante. Se detuvo en el aire y comenzó a descender lentamente hasta posar sus botas en el suelo de la oficina (también debía cambiar las botas, le apretaban bastante)
-¡Siempre tan puntual Robert!
-¡John! ¿Cómo estás? Tanto tiempo…
-Bien, esperando con ansias esta reunión.
-¿Y el resto?
-Han de estar por caer en cualquier momento. ¿Tomas algo?
-Una cerveza.

Salón de conferencias de Ostrander Corporation. Media hora después…

-Y aquí estamos reunidos después de más de sesenta años –comenzó Ostrander con su discurso en su apático tono británico. –La cuestión es: ¿Por qué? Y eso tiene una respuesta: Hace sesenta años en una mugrosa cervecería de Berlín nos comprometimos a volver a unir fuerzas si algo volvía a amenazar al mundo…
-¿Y Vietnam, el golfo, el 11-s…? y podría seguir –arremetió Bob. -¿Eso no amenazaba al mundo?
-Robert, esas guerras tenían un móvil. En este momento. No tenemos la más puta idea a que nos estamos enfrentando.
-Terroristas –aseguró Bob –Como ese Bin Laden.
-No lo creo. Tengo mis fuentes. Estos atentados fuero hechos por la misma persona. Hay videos de seguridad, estudios de ADN y huellas dactilares que fue el mismo hombre el que se inmolo en todas las ciudades.
-¿Y quien es, o era? –inquirió Samuel.
-Un mercenario persa, pero no pudimos individualizarlo.
-¿Eso significa que ya has estado actuando, Ostrander? –Samuel.
-No podía esperar a que llegaran ustedes, por cierto. El es Walter Kupperberg, el nieto de Laszlo. –dijo Ostrander señalando al joven, con cara de aburrimiento.
-Mi abuelo me habló mucho de ustedes, es un honor estar aquí, pero no creo que pueda ayudar en mucho, soy solo un abogado.
-Ostrander, creo que ninguno puede ayudar, estamos bordeando los ochenta años y soy rabino ahora –expuso Samuel.
-Cuenta conmigo John –dijo Bob, quiero morir como un héroe y no olvidado en un geriátrico como capitán fuego.
-Gracias Robert. No quería llegar a esto, pero teníamos un contrato –dijo Ostrander dirigiéndose a Samuel.
-No puedes obligarme, ya soy un hombre viejo y mis manos ya se han ensuciado con demasiada sangre en el pasado.
-¿Y creíste que siendo rabino te ibas a purificar? Se que has entrenado un Kabalah y que está operando en Buenos Aires.
-Es tan solo un muchacho, no tiene por que pagar por mi.
-También se acerca de los Sefiroths y que ha habido un Kabalah desde el inicio de los tiempos, y que de manos del mismo creador le fueron entregadas las diez sefiroth del árbol de la vida, por lo que yo se. Tu, mi estimado Samuel. Solo tienes una. “Hesed” si no me equivoco. Pues bien –Ostrander sacó una bolsita de cuero del bolsillo de su chaleco –Aquí tengo tres mas…
-¿Cómo? –alcanzó a decir Samuel.
-Si, me dejas al muchacho, te llevas los tres sefiroth y con ellos te armas tu propia “Legión Judía”. No contestes aun, piénsalo.
-No tengo mucho que pensar, me llevo al chico conmigo y guárdate los Sefiroths…
-Tengo métodos más persuasivos, aguarda Samuel.
Bob, se que estas adentro. ¿Qué hay de ti “Chernoboy”?
-Eh, ya le dije. Solo soy un abogado, no tengo poderes, ni talismanes. No sirvo para nada. No cuente conmigo.
-¿Ese es otro no?
-Señor Ostrander, no puedo ayudarlo –finalizó Walter.
-Como dije tengo métodos más persuasivos y una memoria de oro.
John Ostrander presionó un botón en el escritorio y una puerta se abrió, la silueta de un hombre se veía envuelta en oscuridad.
-Camaradas, ¿Cómo han estado? –dijo el hombre.
-¿Capitán Soviet? –dijo Bob quien creyó estar viendo un fantasma.
-¡Lo que no te mata te hace mas fuerte American Man! Me diste por muerto, pero no es momento de recordar la guerra fría y nuestra pelea a muerte.
-Mi testigo –dijo Ostrander sonriendo.
-Por si no lo recuerdan, han firmado un contrato que los compromete a responder ante el llamado de la “Cofradía del Kaos” y yo como testigo, los he guardado celosamente.
Capitán soviet extendió una copia de uno de los contratos a Samuel y otra a Walter, quienes los leyeron con suma atención.
-¿Qué me dice señor abogado? –preguntó Ostrander con sorna.
-Son…totalmente validos.
-¿De no cumplir, que? –gritó Samuel.
-Las letras chicas mi buen judío… -disfrutó Ostrander.
-Lo perdemos todo.
-Samuel, toma los Sefiroth y tomate el próximo vuelo a Buenos Aires.
-En cuanto a ti Kupperberg, gentilmente el Capitán soviet antes de venderse a mi, robó ciertos archivos secretos de la KGB. Tienes una primita en Ucrania y por lo que aquí dice es de lo mas poderosa.
-¿Y yo que tengo que ver?
-La vas a tener que ir a buscar. Y mas te vale que no vuelvas con las manos vacías.
Samuel salió de la habitación con la bolsa de Sefiroths en la mano y masticando bronca.
Walt, se quedó sentando sujetando la urna con las cenizas de su abuelo.
-Así que esta es la nueva “Cofradía del Kaos” –Dijo American Man.
-No, mi amigo. “Legión del Kaos” –concluyó Ostrander.

Epilogo I.
Samuel Silverberg, salió del salón hecho una furia, Simón aguardaba sentado en la sala de espera. Intentó en vano detener al viejo rabino, que parecía huir, tal como lo había hecho sesenta años atrás de la Alemania de la post guerra.
-¡Samuel! ¿Qué pasó? –Gritó Simón.
-Te quedás acá Simón, te quedas con Ostrander.
-¿Qué?
-El quiere a Kabalah, ahora Kabalah sos vos. Así que te quedas en la Cofradía.
-¿Y Once, que va a pasar?
-¿Yo me voy a tener que ocupar de eso? Perdoname, pibe.


Epilogo II.
Walter Kupperberg siguió sentado en la silla que debería haber ocupado su abuelo, contemplo las cenizas y pensó: “¿Qué haría mi abuelo?
-Señor Ostrander, ¿si le traigo a la chica? ¿Me deja en paz?
-Absolutamente.
-¿Podemos ponerlo por escrito?
-Es usted abogado, haga los contratos que crea necesarios.
Si Walt sabía lo que le esperaba dudo que hubiera aceptado.

Si quieren manejarse dentro de la continuidad todo lo relatado en preludios, es lo previo a volumen I de Legión del Kaos, por lo cual si recién se enganchan, van a tener que retroceder a las entradas del mes de noviembre.

De todos modos, después de esta conclusión de preludios hay más Legión del Kaos.

10 comentarios:

Galán de Barrio dijo...

por fin comienza la acción!

Necio Hutopo dijo...

Venga pues, esto ayuda un poco más... Ahora espero poder terminar antes de navidades...

El Jardinero del Kaos dijo...

Galan: not yet!!!

Hutopo: cuenta regresiva...

Soportándome dijo...

Menuda confusión en la cervecería de Berlín. "Ma encantao". A nivel mundial!!!!

Duquesa de Katmandu dijo...

Elijo máquina de afeitar cabezas, aplicada a cabellera indómita.

Cómo es eso de trocar a Simón por esos Sefir no sé cuánto? Habráse visto!!

Beso judío, sin horquillas

oenlao dijo...

me lo voy a tomar con calma pero quiero leerlo. maldito diciembre.
tiene razon con lo del color de columba.

Frozen-Angels dijo...

Actualización de navidad!!
Que la pases bien ^^

m. dijo...

QUIERO MAS!!!!!!

El Jardinero del Kaos dijo...

soportandome: gracias, nunca es bueno firmar contratos con cervezas de por medio...

Duquesa: se viene la JEWISH JUSTICE!!!

oenlao:lo del color de columba, peor que yo coloreando con paint, lea tranquilo,

F-Angels: thx!!!

M: you want it, you got it!!!

jardinero:No se aburrio de escribir legion???
es que la verdad la gente prefiere leer las miserias ajenas, esto de escribir ficcion ya no va.
ademas su sueño de trabaajar en columba, le aviso que esa editorial no existe mas...

atentamente el mono con teclado y navajas ¿Sabe como me hice estas cicatrices?

technology dijo...

I think I come to the right place, because for a long time do not see such a good thing the!
jordan shoes

Robar es delito penado por la ley...

Primera Temporada




















Reborn
1-2-3
Valores de Familia (Dibujos N. Hutopo)
1-2-3
Contacto en Roma
4-6.
El Señor Bubbles
5-7-8-9.
El Bravo y el Audaz
10-11.
Justicia (por C. Scherpa)
12.
Domo Arigato Mr. Roboto
13-14-15.
Seducción del Inocente
16-17-18.
Apocaliptica I al X
19-20-21-22-23-
24-25-26-27-28.
The Arrival of the Techbical Gods
29-36-48.
Extrañas Parejas
30-31-32.
Legión del Siglo XXVI
33-34-35.
Alguien debe Morir
37-38-39.
Universos Paralelos
40.
Injusticia Ilimitada
43-44-45-46-47-49.
Deus Ex-Machina
50-51-52-53-54-
56-57-58-59-60.

Origins.

Secret files & Origins
Nº 41-42-55.
1 - 2 - 3



Otras Publicaciones...




American Man
1-2
Kabalah
1-2
American Man/Kabalah
1-2-3
Jewish Justice
1-2



Anteriormente en Legión.



Volumen I
1-2-3-4-5
Preludios
1-2-3-4-5-6
Volumen II
1-2-3-4-5-6-7
Personajes
I-II