sábado, 13 de septiembre de 2008

El taxidermista.(cuarta parte)


4
La cabeza.


La cámara desciende lentamente sobre el rostro de un dormido Orville, el joven yace en su cama con los ojos cerrados y una sonrisa complaciente, según parece en sus sueños la esta pasando mejor que en su vida real.
Un insistente golpeteo histérico logra sacarlo de ese mundo onírico que tan bien lo trata y vuelve a traerlo a esa triste realidad cotidiana. Demian se levanta a toda prisa de su camastro y corre escaleras abajo a toda prisa, se había quedado dormido sin dudas. La puerta de madera de la tienda seguía con ese golpeteo esquizofrénico.
Orville abrió la puerta ante tal insistencia, por parte de vaya uno a saber que desquiciado.
-Llevo mas de media hora llamando a la puerta ¿A dónde se había metido?-dijo el curioso sujeto que esperaba en el umbral.
-Me he quedado dormido.
-Su padre jamás se quedaba dormido, desde que murió su padre esta tienda se ha convertido en un caos. Aun no se como le sigo confiando mi mercancía a alguien tan irresponsable como usted.
Demian pensó que seguía confiándole “su mercancía” porque sin dudas el era el mejor embalsamador, pero se guardo sus palabras, aun trataba de despabilarse.
-He venido viajando desde los Alpes a toda prisa y no pienso dejar que sus ganas de dormir arruinen este hermoso trofeo de caza –el diminuto sujeto salió a la vereda y regreso a los pocos segundos con una improvisada mortaja en sus manos. – ¡Mire, vea! –dijo el pequeño hombrecillo mientras abría el envoltorio con extremo cuidado.
- ¿Qué es? –preguntó Demian con total desinterés y sin ocultarlo.
-Esto es un ciervo de los Alpes, apenas le di muerte salí a toda prisa rumbo a su tienda para que usted que con vierta este cadáver en un hermoso trofeo.
-No puedo, me temo que no puedo.
-¿Qué? ¿Cómo dice?
-No puedo hacerlo, tengo mucho trabajo pendiente.
-¿No puede? Su padre siempre podía, nunca me dijo que no, el siempre se encontraba un tiempo para…
-Yo no soy mi padre, por desgracia el esta muerto y ahora yo estoy a cargo señor y sinceramente no tengo el menor interés en disecar este ciervo alpino, así que si me disculpa señor…
-Lange, Armand Lange ¿Cuánto pide, es un problema de dinero?
-No, me retiro, me voy a retirar del negocio, me voy de París –Demian se moría de ganas de contarle que había descubierto el beso perfecto, que era capaz de poner a cualquier mujer a comer de su mano, pero no entro en detalles, siempre había sido reservado, no era momento de empezar a ser indiscreto y menos con un extraño –terminaré los trabajos que debo y después me marcho.
-¡Por favor Orville podría tomar este trabajo como un ultimo encargo! –Suplicó el menudo sujeto –le pagare más que cualquiera…
El señor Lange enmudeció, su mirada fue de asombro, su rostro se puso pálido, comenzó a temblar como una hoja, su boca quedo abierta sin completar la frase que había empezado, sentía que su boca se había secado, la sentía pastosa. En un segundo su cuerpo empezó a tambalearse, no entendía lo que estaba viendo, la habitación en que estaba se descomponía frente a sus ojos, alcanzo a pronunciar una palabra antes de desmayarse.
-¡Marie!
Demian giro su cabeza y vio como la cabeza embalsamada de Marie los contemplaba desde la mesa de disección, cuando volvió a girar la cabeza vio al hombrecillo tendido en el suelo.
-Marie Lange amada hija ¡mierda!
Era tarde para hacer algo el hombrecito comenzaba a incorporarse ¿Qué explicación podía darle? ¿Por que tenia la cabeza de la señorita Lange embalsamada? No había tiempo para pensar, Demian no necesitaba pensar, solo le tomo dos segundos darse cuenta de lo que tenia que hacer.
Tomo de la pared un pesado mazo de hierro y se lo estrelló en la cabeza al agonizante señor Lange. Una erupción de sangre brotó del agujero que ahora tenia por rostro el pobre hombre. No hubo gritos, el cuerpo quedó tendido en el piso derramando una sangre espesa y negruzca. Demian se limitó a observar el esfuerzo inútil que hacia el señor Lange por respirar, su pecho se hinchaba y deshinchaba arrítmicamente, Demian aun sujetaba el mazo a la espera de un segundo golpe, eso no seria necesario, el cuerpo dejo de moverse.
-¡Demian! ¿Que has hecho? –grito una voz.
-¿Qué, quien…? –contestó Orville mirando a su alrededor.
-Marie, soy Marie ¡Has matado a mi padre!
Demian volteó y miró la cabeza de Marie, esta le devolvió un gesto de pánico o al menos eso creyó ver Demian.
-¿Tu, tu hablas? Me estoy volviendo loco.
-No, no te estas volviendo loco –dijo la cabeza.
-¿Esto es alguna clase de truco?
-Tú me sacaste de ese lugar húmedo y oscuro y me devolviste la vida.
-No puede ser, estoy enloqueciendo. Tú estas muerta.
-No en tu cabeza.
-Mi cabeza, mi cabeza esta mal… maté a un hombre, he asesinado ¿Por qué? ¡Maté a tu padre! ¿Por qué demonios te estoy hablando? Se supone que estas muerta.
-Vámonos de aquí antes de que sea tarde –dijo Marie.
Demian Orville estaba más confundido que nunca en su vida, no sabía que le estaba pasando, de alguna manera tenia que resolver esto que había hecho.
-Te desharás del cadáver y nos marcharemos de París –escuchó que le sugería Marie.
Demian contempló la escena, no sabía en que se había convertido, meditó y se dio cuenta que por más absurdo que pareciera debía hacerle caso a la cabeza de Marie.

5 comentarios:

G. dijo...

Pobre Demian (A menos que sea "realismo mágico" o "Fantástico")el pobre esta medio ezquizofrenico.

Luego; los nombres:
Falta algún tal Funes y tenemos nombres literarios, ¿no? Demian; los Lange (Le tendrías que haber puesto Norah... y el marido Oliverio, je)...

Insensible el padre, che. Le matan a la hija, que queda descabezada y parlante; él se va lo más campante a los Alpes (Suizos, italianos, franceses, cuál) a matar ciervos...

Deviene, deviene.

Saludos.

PD: Cuando esté en casa y prenda la computadora te respondo el "Esto lo dijo Maria Moliner".
Así que tenemos la rae.es que es on-line y además tenes el servicio de "Esto lo dijo Maria Moliner" que es por lotes.

Je. Saludos.

Galán de Barrio dijo...

Genial, con la navaja más afilada que nunca

primero hablan los perros, y ahora las cabezas muertas

hermnano: no respetes los géneros, las reglas ni todas esas boludeces de los letristas

vos sólo seguí así, ordenando a tu gusto las teclas alafabéticas, salpicando el monitor de sangre

SOS EL MONO

SOS COMPLETAMENTE LIBRE

ABUSÁ DE ESO

(y no olvides nunca que esto es un elogio)

Duquesa de Katmandu dijo...

Buenas, Jardinero:
Sigo las recomendaciones del de arriba (Galán), que sabe escribir, mire. Y voy a pasear por el archivo.
"Mono con navaja" está bárbaro.
Y como también me copio, adhiero a elogios del de arriba.

Saludos,

Duquesa de Katmandu dijo...

Jardinero:
Gracias por pasar por allá. Dejá que al mono lo guíe lo que le dicte su corazón y que escriba como se le canta.
Y no olvides que los monos son nuestros parienes genéticamente más próximos. O sea.

Beso,

Ana María dijo...

Hola,

El Sebastian no me plagio a mi sino a otro bloguero que leo con frecuencia.

Pero ya antes he visto cosas de mi blog en otro lado y por eso me dio mucha rabia cuando vi lo que hacia este tipo.

Saludos,

Ana

Robar es delito penado por la ley...

Primera Temporada




















Reborn
1-2-3
Valores de Familia (Dibujos N. Hutopo)
1-2-3
Contacto en Roma
4-6.
El Señor Bubbles
5-7-8-9.
El Bravo y el Audaz
10-11.
Justicia (por C. Scherpa)
12.
Domo Arigato Mr. Roboto
13-14-15.
Seducción del Inocente
16-17-18.
Apocaliptica I al X
19-20-21-22-23-
24-25-26-27-28.
The Arrival of the Techbical Gods
29-36-48.
Extrañas Parejas
30-31-32.
Legión del Siglo XXVI
33-34-35.
Alguien debe Morir
37-38-39.
Universos Paralelos
40.
Injusticia Ilimitada
43-44-45-46-47-49.
Deus Ex-Machina
50-51-52-53-54-
56-57-58-59-60.

Origins.

Secret files & Origins
Nº 41-42-55.
1 - 2 - 3



Otras Publicaciones...




American Man
1-2
Kabalah
1-2
American Man/Kabalah
1-2-3
Jewish Justice
1-2



Anteriormente en Legión.



Volumen I
1-2-3-4-5
Preludios
1-2-3-4-5-6
Volumen II
1-2-3-4-5-6-7
Personajes
I-II