miércoles, 17 de septiembre de 2008

El taxidermista.(quinta parte)

5
Marianne.


Entraron a un cuarto pequeño y húmedo, solo amoblado por una silla y algo parecido a una cama. Marianne encendió una lámpara de aceite y la apoyó sobre el gastado piso de madera, se sentó en la cama y con una seña la invitó a Françoise a sentarse junto a ella.
-Siéntate pequeña –dijo en un tono dulce y maternal, mientras palmeaba un lugar en la cama a su lado- ¿De que quieres hablar?
-¡Quiero salir de la mansión, ayúdeme! Le pagaré –suplicó.
-Hay pocas maneras de salir. La más sencilla es el suicidio. Si intentas escaparte. Ellos te buscaran y te mataran.
-Tú lograste salir. No es imposible.
-Yo. Yo soy vieja. Ya no dejaba ganancias a monsieur Ravenna y me echo a la calle después de años y años de lealtad.
Hace veinte años marianne era la mejor puta de la maison, todos querían al menos pasar una noche con mademoiselle Marianne. Hoy a duras penas lograba sacar dinero para mantener la austera pieza donde dormía y atendía a sus clientes. Por un instante Marianne se sintió perdida. Su cabeza se lleno de las imágenes de un pasado más glamoroso, de vestidos confeccionados con las mejores sedas de oriente, las joyas más bellas y de varias noches compartiendo el lecho con Luís XV. En ese momento una imagen atroz se interpuso en sus memorias. Esa imagen tenía nombre: Royale Brodie.
Era el año mil setecientos veintiocho y mademoiselle Varney era la prostituta mas codiciada de la maison del parque. No había duque, conde o aristócrata que no quisiera al menos ser acariciado por las hábiles manos de la joven. La voz se corrió muy rápido y venían de las provincias mas alejadas, solo para estar al menos unos minutos con Marianne.
Su esplendor comenzó a verse opacado con la llegada de una puta sin escrúpulos venida de un pueblito del sur llamado Foix. No era sofisticada, no era elegante, pero Gustave Ravenna vio en ella un diamante en bruto y la acogió bajo su ala protectora.
Gustave Ravenna se convirtió en su mentor y convirtió a esa insulsa campesina en una puta digna de competir cabeza a cabeza con Marianne.
Monsieur disfrutaba de la insana competencia entre las dos, ninguna tenía nada que envidiarle a la otra. Ambas eran perfectas en la cama, ambas agradaban a todo el mundo y por sobre todas las cosas eran dueñas de una belleza inédita para la época. Las dos eran fruto del trabajo disciplinado de Gustave Ravenna.
Los años pasaban y la competencia crecía noche a noche ¿Cuál de las dos era capaz de soportar a más clientes?, ¿Quién era la ultima en irse? Y por sobre todas las cosas ¿Cuál de las dos contaba mas dinero al final de la velada? Estas eran las cuestiones que obsesionaban a ambas. Jamás se dirigían la palabra, pero las dos estaban al tanto de los movimientos de la otra. Mientras tanto, monsieur Ravenna se regocijaba con la competencia, disfrutaba y veía crecer sus arcas.
Solo una cosa podía complicar las cosas: el amor.
Royale Brodie comenzó a tener aventuras con Gustave y no porque este le cayera bien. Es mas lo consideraba un viejo decrepito y libidinoso, pero todo era valido para sacar a su contrincante de la competencia.
Todo comenzó cono un romance a escondidas que se fue acrecentando hasta el punto que el viejo era completamente manipulado por Royale, pero para monsieur esto no era suficiente. Muy dentro suyo Gustave Ravenna se moría de ganas de pasar una noche con Marianne, aunque nunca se lo había dicho de una manera explicita siempre se lo había insinuado.
Marianne era una profesional. No mezclaba placer con trabajo y además al igual que Royale consideraba a Ravenna un viejo decrepito y despreciable. Tal vez este era el único punto en que las dos putas coincidían.
El tiempo pasó para ambas, por desgracia Marianne debió alejarse de la Mansión luego de pescarse una sífilis que la dejó fuera de carrera por un tiempo. A su regreso las cosas habían cambiado demasiado: Royale regenteaba la Maison a la par de monsieur Ravenna y ya no había cabida para Marianne allí. No le quedó más remedio que ir a parar a la calle. No tenía ni un céntimo, había gastado sus ahorros en médicos y extraños bálsamos para reponerse de su afección. Nunca había tenido un hogar, siempre se había alojado en la maison. No tenía familia, la única familia que había conocido eran las putas de la maison del parque. Y ahora no tenia nada, solo le quedaba su cuerpo, su vasta experiencia y unas ganas terribles de vengarse de Royale Brodie.
En ese momento de desesperación caminó hasta Pont Tournelle y con toda autoridad se plantó delante de las decadentes putas que allí paraban. Algunas habían pasado brevemente por la maison, otras no habían tenido otra opción mas que volcarse a la prostitución, ya sea por necesidad o por placer.
-¡Mis queridas heme aquí! –clamo Marianne a quien quisiera oírla-. Voy a sacarlas de este antro de marineros y piratas y a convertirlas en reinas.
Las putas la miraron con desprecio. Con desconfianza ¿Qué hacia allí una de las mejores putas de Ravenna?
-Vete de aquí, espantas a los clientes –le dijo una puta que estaba acodada un el puente.
-¡Todas ustedes están aquí muriéndose de frío mientras que un selecto grupo de putitas insípidas se quedan con el dinero de los aristócratas! ¿Están dispuestas a permitir y a soportar eso? –preguntó Marianne. En su cabeza imaginaba una revolución, soñaba con la caída de la maison del parque, con ver a Gustave Ravenna y a Royale Brodie en la más absoluta pobreza. No quería sangre, solo quería hacerse un lugar en las mas altas esferas de poder- ¡Les prometo una revolución! Este es un llamado simbólico a las armas. Las putas del Pont Tournelle contra las putas insípidas de la maison del parque ¿están dispuestas a pelear?
El discurso de Marianne encendió una pequeña chispa en los corazones cansados de las veteranas putas del puente. Se imaginaban a ellas mismas enfundadas en largas estolas de zorros grises y adornadas de las más hermosas joyas.
El discurso fue inspirador. Las putas de Pont Tournelle compraron la ilusión que Marianne les vendió. Una guerra se avecinaba, solo que la comandante Varney no tenia muy claro como llevarla a cabo.
Hoy fruto del destino tenia a su lado a una de las chicas de la mansión. Con ella tal vez podría conseguir armar una buena conspiración alrededor de Gustave y Royale y ver como poco a poco estos pasaban de ser obscenamente ricos a obscenamente pobres.

6 comentarios:

Duquesa de Katmandu dijo...

Me encantan los nombres y el derrotero de la historia.
¿Ganarán las insípidas o sabrosas del Puente?

Beso,

Galán de Barrio dijo...

Siempre que las mujeres ganan protagonismo la historia decae...

qué pasó con el guapo Orville?

Ya practicó sexo oral con la cabeza?

Que las putas se maten entre ellas

Demian es el mejor


Espero ansioso el descenlace

(Tendrias que hacer como Morrison e ir metiendo ya a los mutantes en alguna viñeta)

G. dijo...

¡Qué Puterio, Che!
Igual sigue interesante; es casi una historia novelada, tramas, subtramas, interludios...

... Me llaman poderosamente la atención la elección de nombres... Están buenos y todos me hacen recordar a algo...

...Saludos...

Duquesa de Katmandu dijo...

Disculpe jardinero, queremos detalle de la técnica del beso resucitador de cabezas extracorporales...

Beso,

Duquesa de Katmandu dijo...

Gracias por pasar por ahí... El mago necesita información biográfica suya para el epitafio (no va andar inventando, es un profesional).

Beso,

ai dijo...

demian es el mejor personaje.. sisi.. siempre me resultan mas interesantes los personajes masculinos..

me encanta la historia!!..

beso..

Robar es delito penado por la ley...

Primera Temporada




















Reborn
1-2-3
Valores de Familia (Dibujos N. Hutopo)
1-2-3
Contacto en Roma
4-6.
El Señor Bubbles
5-7-8-9.
El Bravo y el Audaz
10-11.
Justicia (por C. Scherpa)
12.
Domo Arigato Mr. Roboto
13-14-15.
Seducción del Inocente
16-17-18.
Apocaliptica I al X
19-20-21-22-23-
24-25-26-27-28.
The Arrival of the Techbical Gods
29-36-48.
Extrañas Parejas
30-31-32.
Legión del Siglo XXVI
33-34-35.
Alguien debe Morir
37-38-39.
Universos Paralelos
40.
Injusticia Ilimitada
43-44-45-46-47-49.
Deus Ex-Machina
50-51-52-53-54-
56-57-58-59-60.

Origins.

Secret files & Origins
Nº 41-42-55.
1 - 2 - 3



Otras Publicaciones...




American Man
1-2
Kabalah
1-2
American Man/Kabalah
1-2-3
Jewish Justice
1-2



Anteriormente en Legión.



Volumen I
1-2-3-4-5
Preludios
1-2-3-4-5-6
Volumen II
1-2-3-4-5-6-7
Personajes
I-II